El viento lleno de suspiros

Nada en el universo se desvanece totalmente, todo queda ligado energéticamente (emocionalmente). Los ciclos y las transformaciones estiran la cuerda de la distancia, pero la resiliencia en la mente nos mantiene presentes, unidos y fuertes, invadiendo de suspiros el viento, tanto que no quede espacio ni silencios entre los caminantes del tiempo.

Que por cierto te quiero.

En pie de guerra y paz

Suficientes batallas peleamos ya con nosotros mismos, nuestros monstruos nuestros y nuestros fantasmas.

No dejes que el mundo decida qué te va bien o qué te va mal. Si hay zapatos que llenar, que sean los que amoldan bien con tus pies, porque nadie más andará tu camino y, es mejor que te sean confiables en las jornadas largas y desconocidas.

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: