Soy vino

El tiempo me ha enseñado a ver la belleza en la nobleza y no en la piel o en la cartera,
a enamorarme de unos ojos por su transparencia y no por su apariencia, a creer en lo que dicen unas manos y no los juegos de la indiferencia, a entender lo que me gritan sus lágrimas y lo que no me dicen sus palabras.

También le he aprendido que disfrutar de un momento siempre vale la pena, porque así es como finalmente, los recuerdos se crean.

Que los amigos son oro, del que se vale admirar, que sí bien, hay montañas repletas, pero no todos son de fiar, que los verdaderos procuran siempre estar al pendiente y dar una mano firme para que se pueda continuar.

El tiempo me ha demostrado, cómo a su paso nos va transformando, llevándonos de la mano, mientras forjamos nuestro camino, nos cambia de ser sólo uvas a ser un juicioso vino.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑

%d bloggers like this: